viernes, 6 de enero de 2006

Al Ritmo Del Candombe, Hoy Se Recuerda A San Baltasar

Three Kings
Además de celebrarse hoy el Día de los Reyes Magos, en algunos hogares de nuestra región también se rinde honor a San Baltasar, para recordar a uno de los tres reyes que, hace más de dos mil años, visitó al niño Jesús en el humilde establo de Belén.

Aunque ya no se celebra la fiesta de San Baltasar con los grandes bailes y el incesante desfile de promeseros que hasta los años 70 caracterizaron estas reuniones en el hogar de los Francia, por entonces ubicado en Villa San Rafael, en Resistencia todavía se mantiene intacta la fe y la alegría de los devotos del santo moreno.

El encargado ahora de continuar con la tradición es Daniel Francia, quien atesora la imagen de San Baltasar en un antiquísimo relicario y que cada vez que llega la primera semana de enero la vuelve a colocar en un altar que levanta en el patio de su casa de la calle Ayacucho 1040, para que todos los fieles que lo deseen puedan rendir un homenaje al santo.

"Las puertas de esta casa están abiertas para todos los que quieran venerar al santo", comenta Daniel Francia, mientras acomoda el manto dorado que cubre la imagen de San Baltasar, tallada en madera por manos que le dieron forma probablemente en algún lugar del sur de Brasil en el siglo XIX.

Esta misma imagen que hoy se conserva en Resistencia, fue la que trajo desde aquel país su abuelo don Luis Francia, que había sido llevado como esclavo brasileño a la Guerra de la Triple Alianza para luchar como soldado. Fue don Luis quien atesoró la imagen y quien, al lograr la libertad tras el conflicto armado, la trajo consigo primero hasta la capital correntina donde formó parte de la comunidad de familias que se asentaron en el barrio Cambá Cuá.

Según señalaba el profesor Ertivio Acosta en uno de sus trabajos de investigación sobre el folclore regional, don Luis Francia se trasladó en el año 1899 a Resistencia para radicarse aquí junto a su esposa Ceferina Ferreira, con quien tuvo varios hijos.

Uno de ellos fue Carmelo, un laborioso empleado municipal recordado por ser el principal promotor de las fiestas que hasta los años 70 se realizaron al ritmo del candombe en Villa San Rafael, y también en el predio que hoy ocupa la plaza Belgrano.

"Todavía hay gente de esa época que viene a mi casa cada seis de enero para visitar al santo", señala Daniel Francia, sin dejar de evocar la figura de su padre, ya fallecido. De aquel tiempo recuerda que a su casa paterna llegaban cientos de promeseros, muchos de ellos en carros, para compartir las celebraciones.

"Me acuerdo que no había lugar en mi casa para recibir a tanta gente. Venían de Corrientes y también de Buenos Aires", evoca.

Su esposa Sara se encarga de explicar que aunque ya no se organizan las fiestas como en otras épocas, la familia Francia sigue empeñada en conservar la imagen que heredó de sus antepasados, mientras los recuerdos siguen aflorando en Daniel.

"Recuerdo que mi padre organizaba las fiestas, con la ayuda de una tía, donde se bailaba candombe y había tamboriles. Yo era muy chico, pero esos recuerdos son imborrables", agrega.
Fuente: Diario Norte.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal