lunes, 16 de enero de 2006

La Casa Que Volvió A La Vida

Haunted House

Durante décadas, permaneció abandonada. Este domingo, volvió a la vida, emergiendo de las sombras, después de tantos años de abandono, cerrada y oscura, ahora totalmente remozada.

Se trata de la casa ubicada en la calle Colón al 22 conocida como El Castillito. La restauración y refacción estuvo a cargo de la arquitecta María Rosa Filipponi. Representa el estilo art decó de la década del 40.

El viernes por la noche, se inauguró y, después de años de abandono, volvió a tomar vida a través de un cuidadoso trabajo de restauración, reconstrucción, refuncionalización y respeto por la obra original, considerada patrimonio histórico de la ciudad.

La tarea de reconstruir una casa abandonada por décadas, respetando las bondades de su estética, fue responsabilidad de la arquitecta María Rosa Filipponi, que se mostró satisfecha y feliz por el trabajo realizado:

"Ha sido restaurada, saneada y revalorizada en todas las cualidades originales del art decó. Sus actuales propietarios han sabido respetar, acompañar y apostar a este gran cambio que yo como arquitecta, siento un gran agradecimiento, al confiarme tamaña obra que se le ha devuelto el alma en sus 200 m2 originales, como en su mejor época".

Hoy está saneada, y albergara como en su origen, la función de una vivienda familiar, conservando toda su superficie intacta, demoliendo solo aquello que ya el tiempo lo había destruído: revoques agrietados, pisos en planta baja socavados por instalaciones afectadas.

Reacondicionada desde su origen , conservando su funcionalidad en sus espacios íntimos, cálidos con sus aberturas en su mayoría restauradas, y nuevas hechas igual con sus herrajes traídos especialmente como réplicas a su origen, sus instalaciones completamente renovadas para que se adecuen con mayor comodidad a las funciones originales.

Agregando sanitarios, pues antes no se atendía en importancia como hoy, como los toilettes. También se conservaron las mamparas metálicas con su dinteles curvos y vidrio repartido, son los límites transparentes con lo exterior, agregándose jardines al sol de la mañana.

A fines de la década del 40 se edificó esta casa, concebida por el arquitecto Tomassini, autor de varias obras de estilo en Resistencia, caracterizada por sus formas ondulantes y la simplicidad de muchos de sus elementos geométricos, desornamentado de motivos escultóricos, de fácil ejecución, de revoques sobriamente texturados.

Como todos los transeúntes, se preguntaban, deseaban, soñaban con uno u otro cambio o función; como pub, café literario, teatrito, castillito, fue dueña de muchas fantasías que a diario circulaban por la mente de cada admirador y que hoy sus actuales propietarios han sabido respetar, acompañar y apostar a este gran cambio.

“Sentimos un gran placer de verla resurgir, totalmente restaurada con todo el respeto que se merece por sí misma, por sus propietarios y por la reglamentaciones de la Comisión del Patrimonio Histórico de la Provincia, tal cual merece, en su máximo esplendor para ofrecer a los resistencianos esa muestra de arte de la Arquitectura del art decó, cuidarla porque la ciudad la merece”, finalizó la arquitecta Filipponi.

Fuentes: El Diario de la Región y Primera Línea Online.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal