sábado, 25 de febrero de 2006

Incendio Intencional Destruyó 2500 Hectáreas Del Parque Nacional Chaco

Diario Norte Edición Digital - Sábado 25 de febrero de 2006.
Incendio

CAPITAN SOLARI - Un voraz incendio se produjo en el parque nacional Chaco, donde unas 2500 hectáreas fueron afectadas por las enormes llamaradas de un fuego intencional, cuya extinción demandó una ardua tarea de parte de bomberos y personal de la entidad.

El intendente del parque, Carlos Rabagliati, y el guardaparques Gustavo Soria relataron lo acontecido el pasado domingo en jurisdicción de Capitán Solari. "Se quemaron aproximadamente 2.500 hectáreas, y todo ha sido intencional. El incendio ha sido bastante desastroso y el daño incalculable", comenzó diciendo Rabagliati.

Así, agregó: "Se supone que esto lo provocó un cazador furtivo o algún cuatrero que ingresó en el parque, y es común que esta gente encienda fuego para ingresar o limpiar el camino, como se dice. Prenden fuego al pajonal, sin pensar en las consecuencias del hecho".

Cabe destacar que, ante la sequía de varios meses que viene soportando la provincia, los campos con pajonales secos se convierten en elementos muy combustibles, lo que alimenta la propagación inmediata de las llamas, como sucedió en este caso.

"Por primera vez, prácticamente no hay agua en el parque. El bañado Panza de Cabra se está secando. De acuerdo con los pobladores de la zona, es la primera vez que pasa esto. Jamás lo habían visto seco. Los pajonales altos y secos contribuyeron a que el fuego se extendiera muy rápidamente", recordó el intendente.

"El daño que hizo esa persona no fue a nosotros. El daño fue al pueblo argentino, porque el parque es patrimonio del pueblo argentino", reflexionó Rabagliati.

Más adelante dijo que "hemos realizado la denuncia ante Gendarmería Nacional, que va a investigar toda la zona para encontrar al responsable o a los responsables del hecho. Además, nos prestará apoyo con frecuentes recorridas en helicóptero para controlar la zona del parque".

Todos los años se producen pequeños incendios; pero son controlados. "Este casi nos supera. Gracias a la lluvia que cayó el martes se ha terminado de extinguir el fuego", dijo para tranquilizar a la población. El parque cuenta con elementos y gente capacitada para la lucha contra incendios, por lo que el hecho no los ha tomado desprevenidos.

Por su parte, Gustavo Soria comentó: "Hemos trabajado con máquinas pesadas para hacer líneas cortafuegos, como se hace en estos casos; pero en determinado momento el viento se dio vuelta, pasó la línea de cortafuego y todo el personal se vio rodeado por llamas muy altas. Tuvimos que replegar a toda la gente para resguardo de sus vidas", recordó para relatar la gravedad del siniestro que debieron soportar.

"Las pérdidas fueron muy importantes; no tienen precio. Todo genera un entorno de vida y en este tipo de accidentes se destruye vida". El fuego pasó campos vecinos y llegó hasta una gran estancia de la zona. Dentro de la desgracia, se considera una suerte que el fuego no haya ingresado mucho al monte, ya que lo hizo solamente unos metros.

"Para nosotros es primordial que no se quemen los quebrachales. En estos casos siempre mueren muchas especies de la fauna autóctona. Todo lo que se destruye con los incendios en un parque es un delito grave, ya que es una propiedad del Estado", agregó.

"Todos hemos trabajado duramente y gracias a Dios tuvimos la ayuda de mejor bombero, la lluvia", agregó Soria.

En la oportunidad, han trabajado 14 personas, entre guardaparques, brigadistas contra incendios, baquianos y voluntarios; con máquinas pesadas y caballos.

"Toda esta gente ha trabajado sin descansar, no ha dormido y es lo que quiero destacar y agradecer: la colaboración y el trabajo de todos", dijo Rabagliati.
Publicado originalmente por: - Docentes Chaqueños.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal