lunes, 2 de octubre de 2006

52 Años En La Huella Abierta Por Monseñor Alumni

File File
El Archivo Histórico del Chaco Monseñor José Alumni cumplió 52 años de intensa labor institucional. Después de pasar por varios locales prestados, que no reunían las condiciones más adecuadas para preservar y ordenar el caudal documental de la provincia, desde 1989 ocupa el remozado edificio de lo que fue el diario El Territorio, desde donde se proyecta como uno de los cuatro archivos mejor organizados del país.

Documentos invalorables, que no se consiguen en ningún otro archivo oficial de la Argentina, se conservan en sus anaqueles. Guiado por profesionales y personal capacitado que conocen perfectamente el valor que los países más desarrollados dan a sus archivos, la institución está empeñada en brindar al público más y mejores servicios.

Quienes trabajan en el archivo Monseñor José Alumni, cuyo nombre recuerda a su organizador y primer director, saben que el lugar es mucho más que un depósito de viejos papeles y documentos, como cree el común de la gente y, lamentablemente, no pocas personas que han pasado por cargos de relevancia en la gestión pública.

Su sede de la calle Pellegrini 231 de Resistencia guarda verdaderos tesoros documentales, no sólo para investigadores o historiadores, sino también para quienes tienen la labor de diseñar políticas públicas.

Se puede consultar una hemeroteca de diarios nacionales editados en los últimos años del siglo XIX y locales de principios del XX hasta la actualidad; documentos oficiales de la Nación, del Territorio Nacional del Chaco, de la provincia Presidente Perón y de la actual provincia del Chaco; escritos y publicaciones que reflejan la historia de los pueblos del interior chaqueño y de Resistencia, y la colección del Registro Nacional de la República Argentina desde 1810 hasta la fecha, por citar apenas una ínfima parte de lo que conserva el archivo.

"La posibilidad de contar con el edificio propio nos permitió avanzar en tres ejes de trabajo: la conservación del material, la restauración y la eficiencia del servicio", explicó el director del archivo, profesor Luis Alberto Valdez, quien sucedió en el cargo a la profesora Alba Nidia Dellamea de Prieto, una apasionada de la archivología que continúa asesorando a la institución.

"Pese a que hubo un cambio en la gestión, se mantienen los lineamientos generales que orientan el trabajo del archivo", señaló el profesor Valdez, quien destacó además la fructífera labor de su antecesora.

En 2003 el Archivo Histórico dio un paso cualitativo en materia de conservación: gracias a un aporte del Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard, logró microfilmar los ejemplares del desaparecido diario El Territorio.

Se rescataron así los números que salieron a la calle entre 1935 y 1970, a través de la labor del ingeniero Antonio Mulone, unos de los pocos especialistas en sistemas de archivo y microfilmación en el país.

El Archivo Histórico proyecta continuar con un proceso similar para los ejemplares de NORTE que guarda en sus instalaciones, junto con los de los matutinos Estampa Chaqueña y El Colono.

"Los periódicos constituyen un elemento muy valioso que emplean los investigadores, porque estos medios de comunicación completan la voz oficial de una comunidad", señaló la profesora Alba Nidia Dellamea de Prieto, al destacar el valor que la prensa escrita tiene para los archivos.

En la publicación realizada por el Archivo Histórico con motivo de la celebración de 50º aniversario, la licenciada Marta Isabel Sánchez de Larramendy dedica un capítulo a los diarios que se conservan en la institución.

"En el Chaco el periodismo se inicia a fines del siglo XIX y se desarrolla en forma creciente hasta nuestros días, aunque en la segunda mitad del siglo pasado, durante largos años, Resistencia contó con un solo diario: El Territorio", recuerda Sánchez de Larramendy, y señala luego que "el primer periódico chaqueño nació en agosto de 1875 en la entonces capital del Territorio, Villa Occidental, fundada por el gobernador coronel Napoleón Uriburu con la denominación de El Chaco, y siendo su director el mayor Jorge Luis Fontana".

El minucioso trabajo de Sánchez de Larramendy explica, además, que el Archivo Monseñor José Alumni cuenta con colecciones cerradas de los periódicos locales La Voz del Chaco, de 1915 a 1946; un ejemplar fotocopiado de Heraldo del Norte de 1927; ejemplares de El Territorio de 1935 a 1970 (microfilmado) y de esta fecha a 1989 en parte encuadernado y en parte en legajos; y de Estampa Chaqueña, de 1929 a 1942.

Las colecciones de periódicos locales actuales, en tanto, son las de NORTE que van desde 1968 hasta la actualidad; de El Diario desde octubre de 1971; de la La Voz del Chaco desde 1998 y de Primera Línea, desde octubre de 2003.
Fuente: Chaqueña.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal