lunes, 25 de agosto de 2008

Isla del Cerrito

Por la doctora María Cristina de Pompert de Valenzuela

La Isla del Cerrito, antiguamente designada también con el nombre de Atajo y ubicada en la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay, es la parte del territorio chaqueño, casi la única, que se encuentra ligada en alguna medida a los hechos generales de la historia nacional.

Perteneció al Chaco desde 1876, antes de que se poblara la ciudad de Resistencia. Tiempo atrás estuvo ocupada por las tropas paraguayas en la Guerra de la Triple Alianza.

Después de la derrota de estas tropas, un laudo arbitral del presidente de los Estados Unidos determinó que las tierras donde hasta ese momento se encontraba la capital de la Gobernación del Chaco, Villa Occidental pasaran a poder del Paraguay.

Por ese motivo fue instalada provisoriamente la capital de la Gobernación del Chaco, que en ese momento comprendía también a Formosa en la isla, hasta que la fundación de la ciudad de Formosa dio nueva capital al Chaco.

El origen de la población es atípico en comparación con los demás pueblos del Chaco. Pensada en principio como colonia agrícola, se le dio luego un objetivo sanitario. En 1914 el gobierno de la Nación, a cargo de Roque Sáenz Peña, hizo reserva de las tierras para destinarlas a la producción agrícola.

Comenzaron a instalarse pobladores en una superficie aproximada de 9.000 hectáreas. Sin embargo, problemas coyunturales habrían de cambiar el destino originario que se dio a esas tierras.

A fines de 1924 el Poder Ejecutivo Nacional, por entonces a cargo de Marcelo T. de Alvear, determinaba la construcción en el lugar de una Colonia Regional de Leprosos que atendería a los afectados de Chaco, Formosa y Corrientes.

El proyecto provocó una seria oposición por parte de políticos y pobladores, en general de la ciudad de Corrientes que veían peligrar el carácter de centro turístico de Paso de la Patria, ubicada en frente. No obstante ello, en 1828 fue colocada la piedra fundamental del establecimiento y tiempo más tarde se iniciaba la construcción del mismo en concordancia con las modernas concepciones de la arquitectura hospitalaria.

La oposición creada por el destino que se daba a las tierras, por razones del posible contagio de la enfermedad, generó una demora de más de diez años en terminar la obra, pero en 1939 fue inaugurado el hospital-colonia para atacar el mal de Hansen en la Isla del Cerrito. La entidad funcionó con todo éxito hasta el período provinciano.

En 1963 el gobernador Deolindo Felipe Bittel solicitaba al Poder Ejecutivo Nacional que la zona de la isla que no estaba ocupada por el hospital, pasara a dominio de la provincia, ya que la isla continuaba siendo reserva nacional desde 1914.

Ante la insistencia del citado gobernante y la de la Cámara de Diputados de la provincia, la isla fue transferida al dominio chaqueño en 1968. Los pocos afectados que aún quedaban, fueron trasladados a otros centros asistenciales del país.

A partir de ese momento se inició la tarea de recuperación del sitio, que apoyada, en mayor o menor medida por sucesivos organismos oficiales concretó la realidad de una localidad turística, de la que hoy gozan los chaqueños y otros visitantes de la región.

El pueblo cuenta con la infraestructura necesaria para su funcionamiento como municipio y sus habitantes residentes, que totalizan menos de 1.000 personas, en su mayoría se dedican a tareas agrícolas. Funciona allí un museo con elementos relativos a la Guerra de la Triple Alianza. Pertenece en la actualidad al departamento Bermejo.
Fuente: Diario Norte.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal