domingo, 7 de diciembre de 2008

Basail: Un paraíso limítrofe creado por sus vecinos

Domingo, 07 de Diciembre de 2008 - Publicado en "Chaqueña"
Textos: Orlando Núñez •

Basail es una pintoresca comunidad del sureste chaqueño en el límite con Santa Fe, nacida por la fuerte influencia de la industria tánica impulsada por “La Forestal” hace 120 años. Sus frondosos árboles le otorgan un paisaje paradisíaco que invita a descansar.

Hoy sueña con consolidar su desarrollo con perfil agropecuario pero sin perder la increíble tranquilidad que se disfruta en el poblado donde todavía se pueden observar pincelazos de la arquitectura que le diera origen.

El que visita Basail casi al instante es envuelto no sólo por la hospitalidad del lugar sino también de los vecinos que cuando salen dejan sus casas sin ningún tipo de recaudos, con sus cosas en el patio con la tranquilidad que le da la paz de la que aún disfrutan. Que esta localidad celebre su aniversario mañana, 8 de diciembre, tampoco es casualidad.

Su profunda fe cristiana baña a la mayoría de los habitantes de una población compuesta de 5.000 almas dispersas en la zona y rural. En el Paralelo 28, en el límite con Santa Fe, mantiene una integración estrecha con el norte de esa provincia hermana.

La región férreamente integrada hace un siglo, con la industria forestal que marcaba el ritmo del desarrollo, los cañaverales que pintaban el dulce crecimiento de la producción azucarera y los algodonales de la influencia exclusivamente chaqueña.

Hoy, sin la caña de azúcar ni el algodón y con la industria tánica de la zona desaparecida, la apuesta está en la producción ganadera, el girasol, la soja, algo de trigo y una incipiente apicultura. Igual el pasado asoma y muestra sus jirones.

La vieja escuela primaria, la Iglesia, el almacén de La Forestal (hoy supermercado y vivienda familiar), la vivienda de lo que era la gerencia y el aún impecable casco de Estancia La Aurora, ubicado a 7 kilómetros de Basail, hacia el oeste.

Comunidad integrada

Además de una profunda integración comunitaria, Basail rescata la armonía de todos sus sectores que se concreta en el ámbito de discusión y debate de todos sus problemas como la Mesa de Gestión local. Se reúne dos veces al mes con la coordinación de la asistente social Miriam González.

“En este espacio planteamos los problemas que aparecen en la comunidad y entre todos le buscamos una solución. Se busca el consenso comunitario para los problemas, ahí está la clave”, aseguró González. Además de los temas de salud, educación y el aspecto social, Miriam González, resaltó su preocupación sobre uno de los temas que más llamó la atención:

“Detectamos un alto índice de deserción escolar”. De todas maneras aseguró que en el seno comunitario está la solución. Con la iglesia El vicario de Basail, el padre Jorge Lestani, también apuesta a la mancomunión social local.

“Hay una integración particular en la comunidad que no se ve en otras sociedades. Hay ganas de hacer cosas” reflexionó. Lestani tiene a su cargo la vicaría local y su trabajo apunta a que “Basail sea una parroquia” para lo que ansía que se remodele la casa cristiana con lo que también así tendrá un cura permanente. La labor religiosa impresa en la actualidad alienta el sueño de Lestani: “Que la Iglesia sea un ámbito comunitario”.

De todas maneras hay indicios: desde el cine llevado a las zonas rurales, el fútbol codificado de los fines de semana que congrega a los parroquianos en el salón de la Iglesia hasta una canchita iluminada. Como definió el vicario, “integrar con apertura hacia la comunidad más allá del credo”.

El aporte de las instituciones educativas El Colegio de Educación Polimodal 82 Doctor René Favaloro también suma su grano de arena en. La vicedirectora Susana del Carmen Gutiérrez (EGB3) destacó los proyectos educativos como microemprendimientos en artesanías, cerámicas, pintura sobre tela, coordinados por Rosendo Verón, responsable del área de Cultura de la municipalidad local, quien repite su labor comprometida en numerosos lugares de la comunidad.

Tampoco se olvidó del invernadero ni del teatro, las clases de guitarra, títeres e incluso cocina. Para el CEP 82, 2009 es un año en el que aspiran conseguir capacitación para los estudiantes que terminen el secundario en distintos oficios que hoy la comunidad está demandando. Pretende arraigar a la población y abrir las puertas del mercado laboral a sus jóvenes.

Tampoco la tarea del Centro de Educación Física 24, el que cumple próximamente 10 años, hace su aporte a Basail. El que más allá de atender a más de 100 chicos con educación física infantil en las escuelas de nivel primario y a más de 400 en el CEF, el proyecto es además ocuparse de la salud física de las mujeres de la tercera edad.

En tanto la Escuela EGB 21 Gabriel Carrasco tiene más de 100 años y comparte el edificio con el CEP 82. La vicedirectora Rosalda Gutiérrez puntualiza la tarea de la biblioteca escolar con su labor de extensión a través del programa El placer de leer; así como el refrigerio financiado por la provincia para sus 400 chicos aproximadamente, el proyecto nacional de becas, las clases de cocina e informática.

Después de subrayar el proyecto Qué jugamos hoy con el que ocupan a los chicos en los recreos asegura que “para el 2009 habrá también jardinería”, se entusiasma la vicedirectora.

Un pueblo especial

Para el comisario Vicente Luis Molina, jefe de la policía local, Basail “es un pueblo especial porque acá la comunidad participa en todo. Hay amistad y colaboración en todo”. Lo que vio Molina en su nuevo destino, después de recorrer distintas ciudades chaqueñas, la última de ellas Castelli, “es algo especial.

Se puede apreciar lo sano de los jóvenes en cuanto al alcohol y el tabaco. Además no detectamos el uso de drogas”. Remató que “la gente deja afuera sus silletas y bicicletas, la zona rural es tranquila y es una buena zona para trabajar”.

El centro de jubilados y pensionados nacionales de Basail es el lugar donde los mayores tienen su espacio en esta etapa de sus vidas. Su presidenta es Ramona Jara, su vice Riquelme Hulet (quien además es pastor de la Iglesia Bautista), su secretaria Lucila Meza López de Berry y el tesorero Benicio Vargas.

Además de canalizar los bolsones de mercadería del Pro Bienestar, los cursos de tejido, cocina y artesanías ocupan el tiempo de los mayores. Pero el proyecto principal hoy está basado en la compra del predio propio y la construcción de la sede para la que cifran sus esperanzas en el compromiso del gobernador Jorge Milton Capitanich.

Basail además tiene el aporte de muchos otros sectores que la transforman en una comunidad que busca frenar la lenta migración de sus habitantes arraigándolos con un futuro de crecimiento y desarrollo. Pero lo que no quieren resignar es la esencia del pueblo: la paz y la tranquilidad que la transforman en un lugar ideal para vivir.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal