martes, 11 de julio de 2006

La Locomotora De Las Breñas: Una Historia De Fierro

Conductor

LAS BREÑAS - Llegó a Las Breñas remolcada por un tren auxiliar, cuando se desempeñaba como jefe de estación Pedro Toribio Revelli. Vino rodando desde la estación Córdoba (ciudad), donde era utilizada para maniobras internas. Hizo escuchar su pitada el 8 de diciembre de 1981, cuando a las 22 sus ruedas se detuvieron frente a la estación ferroviaria.

Paco Albarrán, quien se encontraba entre un grupo de vecinos especialmente invitados para el recibimiento, dijo: "Quiero ver de cerca este bicho de fierro que se quedará con nosotros para siempre".

Así arribó a su lugar de descanso la locomotora a vapor La Burgeoise, fabricada en la ciudad medieval de Brujas, Bélgica, en 1910, con sus 56 toneladas, identificada en el nomenclador de Ferrocarriles Argentinos con el número 4267, perteneciente a la serie octava con movimiento mecánico Wache, tres acoplados de rodamiento y un tender para la leña.

Esta máquina, ante la solicitud de la municipalidad local, fue cedida por Ferrocarriles Argentinos, línea General Belgrano, para ser emplazada en la plazoleta de la estación, como monumento, con motivo del quincuagésimo aniversario del municipio breñense. De allí que integre la plazoleta Cincuentenario Municipal de Las Breñas, Monumento a Ferrocarriles Argentinos.

Para llegar a Las Breñas recorrió el trayecto desde Córdoba a Santa Fe, pasando por San Francisco, y desde Santa Fe hasta la capital del inmigrante por Laguna Paiva, San Justo, San Cristóbal, Tostado y General Pinedo, hasta llegar a Las Breñas.

Acompañaron a la máquina Gerónimo Navarro, jefe de la oficina primera del depósito de locomotoras diésel de Córdoba, y los auxiliares Jorge Müller y Ambrosio Palomeque, quienes durante diez días finalizaron los trabajos de acondicionamiento de la locomotora y pintaron hasta los últimos detalles, porque la consigna de Ferrocarriles Argentinos era que la locomotora debía ser entregada al municipio de Las Breñas el pleno funcionamiento, desde el silbato hasta las luces y todo su planta impulsora.

La Burgeoise, a partir de 1916, cumplió el recorrido Santa Fe - Vera - Resistencia, remolcó trenes con muchas toneladas de carga, pero también vagones con los primeros contingentes de inmigrantes que por ese lado ingresaron en el Chaco.

Luego, en 1925, y por algunos años más, recorrió las vías santiagueñas y chaqueñas del sudoeste, pasando por Las Breñas y saludando a los pobladores haciendo escuchar sus pitadas, como a los lugareños que encontraba en el camino rural paralelo a las vías férreas.

Su maquinista, cuando contaba con más de sesenta años y se enteró de que la locomotora estaba en Las Breñas, un día vino a visitarla, subió a la cabina y al tender, recorrió con la vista todas sus partes, estuvo un rato pensando y dos lagrimones surcaron sus mejillas: "Miles de kilómetros hicimos con ella. Parece mentira que hoy la vuelva a ver", dijo con la voz entrecortada.

Para emplazarla en la plazoleta del cincuentenario como monumento a Ferrocarriles Argentinos, ubicado a unos treinta metros de la vía principal, en lo que era el patio de la estación sobre la avenida San Martín, la Municipalidad y una cuadrilla de Vías y Obras levantaron un desvío de ciento veinte metros hasta llegar al pedestal donde actualmente reposa con su historia de hierro.

Una vez trabadas y soldadas sus ruedas a los rieles, se sacó el terraplén y la vía auxiliar, quitándose los cientos de metros cúbicos de tierra y quedando ella inexplicablemente hoy para muchos entre planteros circulares y césped, casi sobre el borde de la avenida.

El acto inaugural de la plazoleta y el monumento se realizó el 19 de diciembre de 1981 con la asistencia de autoridades de Ferrocarriles Argentinos, del gobierno provincial, la mayoría de los comisionados municipales del Chaco y la comunidad breñense. El entonces comisionado municipal de Las Breñas dijo:

"Hemos logrado que venga a descansar en la plazoleta del Cincuentenario como pieza histórica y elemento demostrativo, para que las futuras generaciones puedan conocer cómo eran las locomotoras a vapor que viajaron por las vías argentinas, llevando el progreso a todo el país".

El fundamento principal del monumento con la locomotora es que Las Breñas es el fruto de las vías del ferrocarril, ya que a cada veinte kilómetros del tendido se determinaba una estación; y cada diez, un desvío.

Así nació Las Breñas como la estación del kilómetro 725 y a partir del nivel fijado por el Instituto Geográfico Militar, en 1924 los agrimensores iniciaron los trabajos de mensura de Las Breñas y su colonia General Necochea, creadas en 1921, cuyo decreto presidencial preveía la medición de las tierras.

La Burgeoise es la única máquina de su tipo en todo el país. Existen otras de menor porte y tonelaje en las estaciones ferroviarias de Mar del Plata, Rosario Norte, La Banda (Santiago del Estero), Rafaela, Santa Fe, había una en Simoca (Tucumán) pero fue vendida hace algunos años al Museo de Locomotoras de Moscú, Rusia. De allí que las palabras del acto inaugural resultaran proféticas:

"Es un privilegio para Las Breñas y su estación ferroviaria contar con esta máquina, cuya importancia histórica crecerá con los años, cuando los niños del tercer milenio puedan tocar con sus manos esta historia de fierro."

Fuente: Diario Norte.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal