viernes, 9 de febrero de 2007

Crónicas E Historia De Los Pueblos Originarios

Cowboy

Para 1587 lo tobas disponían de grandes caballadas.

Hacia 1637 comenzarona ser atacados por los invasores desde Santa Fé.

Entre 1720/40 nuestros nativos Tobas casi logran expulsar a los doqshi ( extranjeros blancos ) que para defenderse exponían a otros indios esclavizados como escudo humano. Poco después se fundaba la misión jesuita de San javier.

En 1744 el Gran cacique PAYKIN y otras decenas de depositarios de poder celebran un tratado de paz con el gobernador español Matorras. Los españoles juraron no raspasar la frontera establecida por el río Salado del norte. No cumplieron.

Tampoco Ferré, gobernador de Corrientes, quiso o pudo más tarde. El pacto liberal-conservador que emplearon argentinos-uruguayos-brasileños, usó a estos indios como carne de cañón para concluir su guerra con el Paraguay.

Muchos comenzaron a instalarse en el este y sudeste. Buscaban pieles, plumas, maderas, tierras para sus ganados. Entre ellos figuró una condesa francesa y otras mujeres de "a cuchillo". Colonos norteamericanos y suizos practicaron (cacerías de indios) en Santa Fé como reconoce el gringo Moore en sus memorias, "envenenamiento de nativos" como se jacta el suizo Romang, y tres matanzas en 1875.

Los ejércitos criollos empiezan a expandir sus fortines hacia el norte. En 1878 nuevos colonos desembarcan en las fracasadas misiones de San Fernando y Buenaventura. Provienen de Italia y Yugoeslavia, Friule, Udine, Venecia, Tirol. Su asentamiento llevará el nombre de "Resistencia" (contra el indio), otro será Reconquista (idem). Les siguieron de Liguria, (Génova, Savonna), etc.

En 1885 se lanza la gran campaña militar de Vitorica. Se recordaran con HORROR matanzas en MAKALLé, LA CANGALLé ..., con honor los nombres de (SALARNEKALON, CAMBá, MATOLí, LEONCITO, GARCETE, Covaique, NELA-LAGADIK, MEGOTSCHE, etc).

En el asta-bandera de un inglés que fue general y gobernador argentino del Chaco se llego a ensartar la cabeza cortada de un gran jefe. El cráneo de otro, que se opusiera al bombardeo de un buque estadounidense y otras invasiones, adornó la biblioteca del comandante Fontana.

Los franciscanos hicieron buenos negocios en sus misiones de TACAAGLE, Bartolomé de las Casas, ... El cacique EMAK se hizo fuerte en el río Pilcomayo y lanzó la consigna que rápidamente adoptó el resto de las comunidades libres: "NOSOTROS SOMOS LOS DUEÑOS DEL RíO".

La respuesta fue el envío de otra fuerza al mando del coronel Gomensoro quienes en un ataque masivo asesinaron al cacique EMAK y casi 100 de sus hombres, esta campaña arraso otras 10 tolderías y mataron también a los caciques NICHOGDI y DIANSOK.

En 37 años (1862-1899) murieron cerca de mil indígenas. Pero la caída de este bastión significó algo mas, fue la consumación del genocidio, iniciado en 1820.

El 31/12/1917 se dio oficialmente por concluida la guerra contra los Tobas, pero en 1918 grupos tobas atacaron las localidadesde Laguna Yema y El Palmar, provocando varias muertes.

En 1919 otro grupo cargó contra el Fortín Yunka y realizó una matanza que tuvo gran difusión en todo el país.

En 1923 otra vez los TOBAS atacaron el fortín Nuevo Pilcomayo, con muchas víctimas entre sus defensores. La resistencia de los Tobas se prolongó muchos años.

En 1930 rodearon Ibazeta aunque no consumaron el ataque.

En 1933, NE-LAGADIC, uno de sus más importantes jefes, presentó combate en las inmediaciones del fortín El Descanso.

Los mártires de NAPALPí: El primero de estos movimientos se produjo en 1924, en la hoy llamada Colonia Aborigen Chaco. Fundada en 1911 con el nombre de Reducción de indios de Napalpí. En ella había Tobas y Mocovíes.

La tierra había sido concedida por el Estado, a los indígenas en carácter de ocupantes con titulo precario y la administración de la colonia les exigió la entrega de una parte de la cosecha algodonera.

Esta quita obligatoria, sumada al constante crecimiento demográfico de La colonia que provocó un gran hacinamiento, y el fuerte resurgimiento del chamanismo y las Jefaturas, crearon el caldo de cultivo para el estallido de Napalpí.

Los jefes chamanes, el mocoví Pedro Maidana y los tobas José machado y Dionisio Gomez, encabezaron la sublevación, anunciando la próxima resurrección de los indios muertos. Comenzó a correr la voz de que los Indígenas se estaban armando; la prensa local colaboró con el clima represivo, calificando de fanáticos a los lideres Chamanes.

El gobernador Centeno se entrevistó con los jefes indios pero lasnegociaciones no prosperaron: el movimiento indígena ya había tomado impulso, mientras que del lado del gobierno se pedía una represión energica, el asesinato del Chaman SORAI por la policía, y la posterior muerte de un colono frances, quiza como venganza, hicieron inevitable el enfrentamiento.

Los indígenas se atrincheraron en el campamento de Aguará, desarmados. Nunca pensaron seriamente en atacar a las fuerzas nacionales. El gobernador Centeno los rodeó con 130 hombres fuertemente armados.

Al amanecer del 19 de julio y mientras los indios bailaban, en la creencia de que con ello las balas no les harían daño, las fuerzas nacionales hicieron un fusilamiento masivo. Se dispararon cinco mil tiros y muchos de los muertos fueron posteriormente mutilados.

Se estima que 200 indígenas perdieron la vida en la más horrenda MASACRE QUE RECUERDA LA HISTORIA DE ESAS CULTURAS EN EL SIGLO XX.

TAPANAIK: Entre 1933 y 1934, en Pampa del Indio, los tobas comenzaron a seguir a un nuevo Profeta: Tapanaik, que anunciaba la llegada de aviones con cargamentos que pondrían fin a la miseria y El hambre. Sus predicciones fueron rectificadaspor los sueños reveladores de muchos indios que también vieron a los aviones.

Pero los aviones nunca llegaron y el sueño de vivir en un mundo feliz se desmoronó rápidamente. La policía terminó con la rebelión y Tapaniak fue enviado a la cárcel.

Nuevos Tobas se reunieron entre 1935 y 1937 cerca deEl Zapallar (hoy General San Martín)guiados por el chaman NATOCHI que predicaba la vuelta a las creencias tradicionales, profetizando una era de abundancia. La represión termino con la dispersión de los indígenas y la huida y muerte de NATOCHI.

En 1936 tuvieron lugar los últimos enfrentamientos sobre la banda sur del río Pilcomayo. Muchos caciques fueron tomados prisioneros y las comunidades derrotadas.

A fines de 1938 el Ejército Argentino puso fin a las operaciones bélicas y de "limpieza" de un territorio militarmente pacificado.

Estos textos fueron extraídos de los libros "los hijos de la tierra" de Carlos Martínez SarasolaY "Los aborígenes de Argentina" de Alfredo magrassi.

Fuente: Historia Aborigen: Tobas

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal